Vuelve a la rutina con salud y buen humor

By 7 septiembre, 2018Consejos
Volver a la rutina con buen humor

Septiembre es un mes cuyo nombre causa temor a quienes disfrutan de un merecido descanso estival. Escucharlo es oír la certeza de que, por mucho que tendamos a engañarnos durante esas semanas de asueto, ni las vacaciones ni el verano duran para siempre y tarde o temprano llegará la hora de volver al uniforme laboral, los tuppers y las herramientas de trabajo. Pero es uno de esos miedos que causan más inquietud en la distancia. Una vez materializado y plantado ante nuestras narices, convertido en agenda diaria y una lista de tareas que acometer, septiembre se reduce a una simple y accesible vuelta a la rutina. Aunque a veces puede hacerse algo cuesta arriba, especialmente para aquellas personas, como los pacientes con diabetes, que se ven forzadas a mantener unos hábitos sostenidos para el control de su enfermedad.

El buen manejo de la diabetes depende, como sabemos, de tres factores clave: tratamiento, alimentación y actividad física, y los tres son correlativos. Las dosis de insulina podrán variar en función del deporte realizado o de los alimentos ingeridos, y también es recomendable adaptar la ingesta de carbohidratos al gasto energético que vayamos a realizar. Por tanto, parece lógico pensar que la vuelta de vacaciones, que supone cambios de calado en nuestras pautas alimentarias y en rutinas deportivas, pueda influir también en el manejo de la enfermedad.

¿Cómo adaptarnos al regreso a la rutina en septiembre?

No hay una receta infalible, y seguro que cada uno tendrá sus pautas, pero aquí van nuestros ingredientes para lograr una vuelta a la rutina lo más libre de estrés posible para nuestro organismo:

  • Alimentación. Vuelve a las comidas saludables, si es que por un casual las abandonaste durante el verano (¡algo desaconsejable!). Opta por productos frescos y evita las grasas saturadas, pero no dejes de dar a tu cuerpo los carbohidratos que necesita. Echa mano de la tabla de raciones de HC de Fundación para la Diabetes para tener una aproximación acertada sobre los hidratos que ingieres, y adapta tus dosis de insulina en caso necesario.
  • Rutina deportiva. Puede que en verano hayas hecho menos deporte porque has tenido que dividir tu tiempo entre la familia, la pareja, las amistades… pero también puede ser que hayas hecho más actividad de lo habitual, si lo tuyo son los deportes de verano. Si estás en el primer grupo, no pierdas el tiempo y comienza a hacer un hueco en tu agenda semanal para varios días de actividad física (natación, bici, correr, ejercicios indoor…); y si perteneces al segundo, no desperdicies la ocasión de mantener la forma que has cogido en verano. Te quedan meses para poder seguir surfeando o practicando deportes acuáticos, con el equipamiento adecuado. Y si no, es un gran momento para apuntarte a tu piscina cubierta municipal.
  • Planificación. El estrés y el manejo de la diabetes no son buenos amigos. En estos primeros días de vuelta a la labor, procura tomarte las cosas con calma dentro de lo posible, y dedica unos minutos al día a organizar tu jornada mediante listas de tareas. Prioriza según importancia y no te agobies con lo que no es urgente, ni relevante.

¡Y sonríe! Puede que se haya acabado el verano, pero ahora comienza un asequible trayecto hasta el oasis de la Navidad, con sus preciadas paradas en el puente del Pilar, Todos los Santos, la Constitución… Y, sobre todo, aprovechemos estos meses para aprender a disfrutar del camino, y exprimir lo mejor de cada semana con buena salud.

Leave a Reply