Diabetes mellitus

Cuando hablamos de tipos de diabetes, nos vienen a la cabeza dos variantes muy bien diferenciadas: la tipo 1 y la tipo 2. La diabetes mellitus tipo 1 sería aquella en la que el páncreas del paciente no segrega insulina para que las células aprovechen la glucosa de los alimentos, y suele asociarse más a factores genéticos. En la diabetes mellitus tipo 2, más relacionada con el estilo de vida, el cuerpo no produce insulina suficiente o las células no la utilizan correctamente (lo que se conoce como resistencia a la insulina). Esta última es mucho más frecuente que la primera.

Que sean los dos tipos de diabetes más conocidos no significa que no haya otras, e incluso enfermedades que llevan el mismo nombre aunque tengan poco que ver, en esencia, con la diabetes mellitus. ¿Qué otros tipos de diabetes hay?

  • La diabetes gestacional es una enfermedad que, como su nombre indica, se puede dar durante el embarazo. Las hormonas propias del estado de gestación pueden producir en la paciente una resistencia a la insulina, dando lugar a niveles altos de glucosa en sangre (hiperglucemia). Se suele diagnosticar con una prueba de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo, y puede responder a distintos factores, entre ellos la edad de la madre, padecer hipertensión arterial, sobrepeso antes del embarazo…

Aunque los niveles de glucosa suelen volver a la normalidad tras el parto, se sabe que las mujeres que han padecido diabetes gestacional durante el embarazo tienen un riesgo mayor de contraer diabetes tipo 2 en el futuro.

  • La diabetes LADA, o Diabetes Autoinmune Latente del Adulto, es una enfermedad de origen autoinmune que provoca el ataque por parte de ciertos anticuerpos a las células de los islotes pancreáticos, responsables de la segregación de insulina. A diferencia de la diabetes tipo 2, la diabetes LADA no tiene una vinculación con el sedentarismo o la obesidad, pero los síntomas pueden llegar a confundirse; se estima que entre un 15 y un 20% de los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2 en realidad padecen diabetes LADA. Aunque la destrucción de las células beta sucede de manera más gradual que en la diabetes tipo 1, con el tiempo el paciente puede volverse insulinodependiente.

Es por estos motivos que esta enfermedad también se conoce informalmente como diabetes tipo 1,5. El objetivo del tratamiento es el mismo que en el caso de la tipo 1 y la tipo 2: obtener un buen control glucémico.

  • La Diabetes MODY obtiene su nombre de su abreviatura en inglés: Madurity Onset Diabetes of the Young (diabetes de la edad madura que se presenta en jóvenes). En principio se parece más a la diabetes tipo 2, y los pacientes suelen responder bien al tratamiento con antidiabéticos orales, pero se presenta en edades más precoces (por debajo de los 25 años) y algunos pacientes pueden llegar a necesitar insulina con el avance de la enfermedad.

¿Una nueva clasificación de los tipos de diabetes?

Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Lund (Suecia), y publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology, aborda una nueva clasificación de los tipos de diabetes. El estudio se llama ANDIS, por sus siglas en inglés All New Diabetics in Skane (Todos los nuevos diabéticos de Escania) y propondría los siguientes grupos: diabetes autoinmune severa; diabetes de deficiencia severa de insulina; diabetes de resistencia severa a la insulina; diabetes leve relacionada con la obesidad; y diabetes leve relacionada con la edad. Este estudio sólo se ha realizado con pacientes escandinavos, y todavía falta tiempo para valorar si esta nueva tipología podrá estandarizarse en un futuro. Podéis consultar información más detallada sobre el estudio ANDIS en este enlace.

Leave a Reply