«Nunca falta Gluc Up 15 en casa ni en el colegio»

By 11 enero, 2018Gluc Up 15
Experiencias Gluc Up 15

Sentir que eres útil es una de las sensaciones más satisfactorias que existen. Cuando eres capaz de lograr que alguien se sienta mejor o supere una situación complicada algo se enciende dentro de ti, una calidez reconfortante que te hace ver las cosas de otro color, y mirarte en el espejo con  la certeza de estar mirando a alguien capaz de ayudar a los demás.

Esa misma sensación cálida y estimulante es la que sentimos nosotros cuando nos decís lo bien que os funcionan nuestros sticks de glucosa de rápida absorción y recibimos testimonios tan alentadores como los que escribisteis en el último sorteo de #ExperienciasGlucUp15.

 

«A los pocos meses de debutar mi hija tuvo su primera hipoglucemia severa. Justo cuando iba a desayunar se desplomó a mis pies, con la suerte de que cayó sobre mí y no sobre el banco de la cocina. Ella llevaba su estuche con sus sticks. Mi reacción fue ponerle un Gluc Up 15 en las encías mientras mi hija pequeña me traía el glucagón y buscaba ayuda. Tuvimos mucha suerte porque no hizo falta administrarle el glucagón, sólo nos llevamos nuestro primer gran susto y ella algún moratón, nada en comparación con lo que podía haber pasado. Desde entonces nunca faltan en casa los Gluc Up 15, y en el cole los tienen en todas las aulas donde ella da clase, y todos sus profesores tienen en sus mesas. Usa los de limón y los de fresa, pero los de fresa le encantan».

Rocío Llinares

 

«Gluc Up 15 es cómodo y discreto, fácil de tomar y muy efectivo. Mi hija lo lleva siempre y en alguna hipoglucemia que tuvo en el cole su señorita le ayudaba a que lo tomara. Me pareció lo mejor ya que la muchacha no tenía ni idea sobre diabetes (como en todo el colegio, no estaban preparados para una alumna con la enfermedad) y era el modo más sencillo por efectividad y manipulación».

Lola Delgado

 

«Me ocurrió en el trabajo. Soy TCAE (enfermería) y en un turno de tarde, cuando más trabajo tenía, me dio una hipoglucemia y no podía parar a tomar nada. ¿Cuál fue mi ayuda? Un sobre de Gluc Up 15 de limón y problema solucionado. Fue rapidísimo cómo se me normalizó la glucosa en sangre. Siempre llevo un par de sobres conmigo, ¡buen truco!».

Javier Fernández

 

«Justo antes de comenzar una carrera, una glucemia dio un poco baja. Un stick ayudó a terminar la carrera bien».

Asun Fradejas

«Estando en el pueblo tuve una bajada de 34. Gracias a dos sobres pude remontar».

Delia Babarro

Leave a Reply