Cómo iniciarse en el running (salir a correr) sin riesgos

By 22 febrero, 2018Deporte y diabetes
Cómo iniciare en el running sin riesgos

La diabetes, tanto tipo 1 como tipo 2, es una enfermedad altamente exigente para el paciente, llena de responsabilidades y obligaciones diarias que no pueden ser desatendidas si no se quiere incrementar el riesgo de sufrir complicaciones. Una de las recomendaciones básicas e inamovibles para el buen control glucémico es mantener unos buenos hábitos de actividad física. Cada persona es libre de escoger su deporte, siempre que tenga un componente aeróbico y lo practique de forma regular.

Una de las rutinas deportivas más a mano y más fáciles de iniciar es, sencillamente, salir a correr. Con tiempo lluvioso y mucho viento en la calle, suele dar más pereza practicar deporte al aire libre, pero poco a poco los cielos se van a ir despejando y las temperaturas van a templar conforme se acerque la primavera. Correr es un deporte fantástico que ayuda a regular el metabolismo y la glucemia, además de eliminar grasa corporal y, en general, a mantenerse en forma.

Pero no es un deporte exento de riesgos. Se trata de una actividad que genera mucho impacto sobre las articulaciones y puede llegar a suponer un gran esfuerzo cardiaco, por lo que conviene aplicar el sentido común a la hora de salir a correr, sobre todo si somos novatos en la práctica. ¿Qué consejos debemos tener en cuenta?

  • Planificación. No te lances a correr 10 kilómetros si nunca has dado diez zancadas seguidas. Primero prueba un recorrido circular por los alrededores de tu casa, a paso suave, para calibrar tu forma física. El cuerpo te irá pidiendo día a día incrementar el ritmo y la distancia, nunca te fuerces más de lo necesario.
  • Equipamiento adecuado. Aunque sea muy tentador ponerse la primera camiseta vieja que encuentres por casa y salir a dar zancadas, es preferible optar por prendas ligeras, cómodas y transpirables.
  • Calzado. Aunque forma parte del equipamiento, merece un apartado especial, puesto que hablamos de una actividad que ejecutamos mayoritariamente con las piernas (aunque otros músculos del cuerpo también tomen parte), y el impacto sobre el suelo lo absorben nuestros pies. Deberá ser un calzado adecuado para correr, con amortiguación suficiente para reducir el impacto sobre las articulaciones. Lo mejor es preguntar en una tienda especializada e indicarle cuál es nuestra necesidad (nivel de técnica, frecuencia de la práctica, distancias…).
  • Glucómetro. No será necesario recordarlo porque tomar mediciones frecuentes de glucosa forma parte de los deberes diarios del paciente con diabetes, pero si vamos a practicar un deporte de intensidad media o elevada, conviene extremar estas precauciones y ser siempre consciente de nuestros valores glucémicos, para evitar posibles hipoglucemias.
  • Gluc Up 15. Y, por supuesto, es básico contar con una fuente de glucosa de rápida absorción, para poder remontar si detectamos una bajada leve de azúcar. Los sticks de Gluc Up 15, además, pueden transportarse sin dificultad debido a su cómodo formato.