El impacto de la salud bucodental en la diabetes tipo 2

By 15 febrero, 2018Consejos
Salud bucodental en diabetes

La diabetes tipo 2 es una enfermedad con implicaciones muy transversales. Aunque el origen está en el páncreas, la insulina y la capacidad de las células del cuerpo para procesar la hormona, la repercusión más directa es el volumen de glucosa contenido en el torrente sanguíneo, por lo que las consecuencias de una patología mal controlada pueden extenderse allá donde llega el sistema circulatorio… es decir, a todo el cuerpo.

Una de las regiones que más pueden verse afectadas por la diabetes es la cavidad bucal. Una diabetes mal controlada puede generar problemas en las encías como periodontitis, debido a las alteraciones en los niveles de glucosa en sangre. Por ello, mantener una sólida salud bucal es aún más importante en pacientes con diabetes.

Pero un reciente estudio publicado en ‘The Journal of Clinical Periodontology’ sugiere que la relación entre ambos ámbitos, diabetes y salud bucal, podría ser aún más estrecha: podría tener un carácter bidireccional. Según las conclusiones de la investigación, «el tratamiento no quirúrgico de la periodontitis mejora el estado “glucémico” y por tanto se demuestra inequívocamente la “extrema” importancia del cuidado de las afecciones bucales en estos tipos de enfermos».

¿Cómo mantener una buena salud bucal?

Tener unas encías, dientes y boca saludables es importante para todo el mundo, pero en el caso de los pacientes con diabetes cobra una importancia especial. ¿Qué cuidados hay que llevar a cabo para prevenir complicaciones?

  • Higiene bucodental correcta y meticulosa. No te olvides de cepillarte los dientes después de cada comida. Además, el uso de hilo dental contribuye a prevenir la formación de caries y ayuda a acumulación de placa bacteriana. Enjuagarse con colutorio ayuda a reducir el riesgo de infecciones.
  • Control exhaustivo de la glucemia. Mantener vigilados los niveles glucémicos es tarea obligada para todos los pacientes con diabetes, por lo que aquí no podemos decir nada que no sepáis ya.
  • Visitas periódicas al dentista. Nadie mejor que especialista para comprobar el estado de tu salud bucal. Por ello, la Asociación Americana de Diabetes recomienda hacerse chequeos regularmente (cada 6 meses).

Leave a Reply