Medición continua de glucosa. ¿Qué comunidades autónomas la financian?

Financiación de medición continua

La medición continua de glucosa se ha convertido en uno de los puntales clave en lo que se refiere a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes. Frente a la medición capilar tradicional (la del pinchazo en el dedo), la medición continua se realiza a través de la instalación de una cánula bajo la piel que mide el volumen de glucosa en el líquido intersticial.

Aunque con los valores glucémicos inestables propios de las personas con diabetes este sistema arrastra un diferido de unos siete minutos respecto a la medición tradicional, ofrece dos grandes ventajas: mediciones constantes, y posibilidad de generar curvas de tendencia que ayuden al paciente a anticipar con tiempo posibles hipoglucemias o hiperglucemias.

Algunas administraciones han entendido la importancia y profundidad que este avance supone para los pacientes y han comenzado a financiar el uso de este tipo de dispositivos. La Comunidad Valenciana die el primer paso el pasado mayo, financiando el medidor continuo de 350 pacientes de diabetes mellitus tipo 1 con bomba de insulina. Recientemente, además, la Consellería de Sanitat Universal ha decidido financiar los sistemas de medición flash a los 1.400 menores de edad con diabetes tipo 1 de la comunidad. Esto evitará a cada paciente una medida de ocho pinchazos diarios.

No ha sido sin embargo la única comunidad autónoma en apostar por este sistema como medio para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Castilla la Mancha, desde el 1 de octubre, facilita la monitorización continua a los cerca de 700 menores con diabetes sin coste para las familias. En el País Vasco Osakidetza distribuirá este sistema a partir de noviembre a los 400 menores de 18 años con diabetes tipo 1 que viven en Bizkaia, a través de las consultas de endocrinología de sus Organizaciones Sanitarias Integradas.

¿Próximas administraciones en sumarse a la financiación?

Aunque no hay fechas concretadas, la próxima comunidad autónoma en incluir en su cartera de servicios sanitarios públicos la medición del líquido intersticial podría ser Catalunya, gracias al impulso y reivindicaciones de la Asociación Catalana de Diabetes. Y es que las asociaciones de familias amparadas bajo el paraguas de FEDE Diabetes están jugando un papel clave en la implantación y normalización dentro del Sistema Nacional de Salud de estos métodos innovadores que ayudan de forma probada a mejorar el control de la glucosa.

ACTUALIZACIÓN

El Servicio Cántabro de Salud también incluirá en su cartera de serviciosEl 17 de noviembre se anuncia la financiación de los medidores continuos de glucosa para menores de 4 a 18 años.