Diabetes y fiestas de verano: cuidado con el alcohol

By 25 julio, 2018Consejos
alcohol

El verano tiene un color diferente cada edad de la vida. Para los más pequeños de la casa significa tres meses de libertad, de decir adiós al colegio y hola a nuevas aventuras y experiencias; para los mayores significa descanso, relajación y desconexión de la rutina. ¿Y para los jóvenes? Para los jóvenes significa tiempo libre, nuevas relaciones y, no vamos a negarlo, más noches de fiesta. Y, claro, con la fiesta viene el consumo de alcohol y sus riesgos… y si uno tiene diabetes el asunto se vuelve más peliagudo.

Posiblemente te preguntes… ¿afecta el alcohol de forma diferente a las personas con diabetes? Y nuestro primer consejo va a ser el de siempre: consulta con tu médico, él o ella sabrán aconsejarte, darte las pautas adecuadas y ofrecerte una respuesta más personalizada. Pero nosotros te daremos nuestra respuesta: sí, puede producir alteraciones en los niveles glucémicos, y hay que tener en cuenta una serie de factores.

  • El hígado se encarga de almacenar glucosa y liberarla al torrente sanguíneo cuando nuestro cuerpo lo necesita. Pero el consumo de bebidas alcohólicas obliga al hígado a realizar un esfuerzo de descomposición de alcohol, y puede reducirse el nivel de glucosa en sangro, cayendo en riesgo de sufrir hipoglucemias.
  • Cada consumición puede tardar entre una hora y una hora y media en procesarse en el hígado. Esto supone que durante ese período el paciente aumenta su riesgo de ver si glucemia reducida, y para cada consumición habría que sumar otro período similar.
  • El alcohol también puede dañar a nervios ya afectados previamente por una diabetes mal controlada o acentuar una posible enfermedad ocular diabética.
  • Además, cuando uno ha bebido demasiado puede sufrir mareos, visión borrosa… síntomas que pueden confundirse con los de una hipoglucemia y llevar al paciente a una mala decisión; o, por el contrario, podría estar sufriendo una hipoglucemia y descartar los síntomas pensando que son por el alcohol.

¿Qué consejos podemos tener en cuenta a la hora de afrontar el consumo de alcohol en pacientes con diabetes?

  • En primer lugar, como ya hemos recomendado, el paciente debe consultar con su médico antes de decidir consumir alcohol. El especialista sabrá aconsejarle sobre los tipos de bebida y las cantidades que menor riesgo le vayan a suponer.
  • Nunca consumas alcohol con el estómago vacío. Siempre que el paciente vaya a beber, conviene que consuma algún alimento sólido, preferiblemente carbohidratos de acción prolongada (arroz, hortalizas, legumbres…).
  • Lleva a mano una fuente de carbohidratos de rápida absorción, por si se detectan síntomas de bajo azúcar en sangre. Uno o dos sticks de Gluc Up 15 pueden ser una buena solución.
  • Utiliza la cabeza, preferiblemente no bebas… pero si lo vas a hacer, hazlo con moderación y sentido común. Conoce tu cuerpo, aprende a distinguir los síntomas de una hipoglucemia y sé capaz de decir basta cuando tu cuerpo te lo pida.

Recuerda que una buena noche de fiesta no la hace lo que contiene tu vaso, sino las personas que chocan sus vasos con el tuyo. Disfruta de tu gente, de la música, del buen tiempo y preferiblemente evita el alcohol.

Leave a Reply