Consejos para controlar la glucemia en Navidad

Ya estamos a escasos días del comienzo de la Navidad, una época de felicidad, deseada y esperada durante meses, pero al mismo tiempo temida por el impacto que puede suponer el cambio de rutina para nuestra salud. Vuelve la familia y los amigos que viven lejos, pasamos más tiempo en compañía, y tenemos menos tiempo para cuidarnos, para el ejercicio, para cocinar… Además, la agenda social se nos llena y surgen las comidas y cenas por todos los rincones del calendario.

Por estos motivos, la glucemia se vuelve mucho más difícil de controlar. Todo lo que sean cambios en nuestros hábitos diarios supone una prueba de fuego para el control de la diabetes. Pero que no cunda el pánico. Aún estamos a tiempo de prepararnos, planificar las fiestas y tomar medidas para evitar complicaciones. ¿Las apuntamos?

  • Cuenta con tu equipo médico. Si tienes cualquier duda sobre lo que debes y no debes hacer estas fechas, habla con tu endocrino. Planea tus navidades y, si se avecina alguna comida, pregúntale sobre tu menú más adecuado y cómo ajustar las dosis de insulina en caso necesario.
  • Vigila tu alimentación. Aunque haya compromisos gastronómicos que no puedas evitar, trata de comer siempre que puedas en casa, comida elaborada por ti, controlando los ingredientes. Y siempre, en casa o fuera, calcula las raciones de carbohidratos ingeridas, para evitar picos en tu curva glucémica.
  • No abandones el ejercicio. No hay excusa para dejar de mantenerte en forma en cualquier época del año. Si sientes que te da pereza hacer ejercicio al aire libre porque no quieres pasar frío, puedes probar a hacer ejercicios en casa, como sugeríamos en este post. Pero no dejes de ejercitarte con regularidad, practicar actividad física de manera regular es uno de los pilares del buen control glucémico.

Y, sobre todo, no dejes de disfrutar. La Navidad es una época para pasarlo bien en la mejor compañía, para regocijarnos con las personas que queremos y encarar el nuevo año con una sonrisa. Con unas pautas y buena organización, mantendrás alejadas las complicaciones de la diabetes y podrás gozar de una Navidad sin contratiempos.