5 consejos para combatir los excesos y controlar tu glucemia en Navidad

By 7 diciembre, 2017Consejos
Banquetes navideños y glucemia

Llega diciembre y otra vez la misma cantinela. Se aproxima la Navidad y tiembla la báscula, consciente de los compromisos que tenemos por delante en forma de banquetes, turrones y mazapanes, humeantes ollas de chocolate caliente… y celebraciones múltiples no exentas de alguna que otra copa. Además hace frío y apetece estar en casa, al abrigo de la calefacción y con la compañía de la programación navideña, la ilusión con los niños de San Ildefonso, o los clásicos ciclos de películas que suelen ocupar la parrilla televisiva en esta época del año.

¿El resultado? Una seria amenaza para el buen control de la glucemia durante estas fechas. Pero no por ello hay que desesperar, sino tener claro cómo afrontar estas fiestas de la forma más saludable posible. Mantener la curva glucémica lo más plana posible será el principal reto para los pacientes con diabetes. Ante ellos, una serie de tentaciones que sólo podrán combatir con sus dos mejores aliadas: disciplina y fuerza de voluntad.

Os dejamos como ayuda una serie de consejos que pueden ayudaros a combatir con más garantías los excesos tan habituales (y desaconsejables) de esta temporada navideña.

  • Planifica las grandes comidas con antelación, calculando bien las dosis de insulina y moderando la ingesta para evitar picos de glucemia.
  • Compra comida saludable. No todos los días tendrás compromisos familiares o encuentros con amistades. En el día a día, compra comida saludable, evita los procesados e incluye las raciones recomendadas de frutas y verduras.
  • Los dulces navideños, con moderación, y mejor por la mañana. Nunca los comas por la noche, ya que es cuando el cuerpo tiene menos sensibilidad a la insulina.
  • Evita el alcohol, o como mucho, tómalo con moderación. Elige bebidas de baja graduación frente a licores de mayor contenido alcohólico, bebe despacio y controla con mayor asiduidad de lo habitual tus valores glucémicos. Por último, nunca bebas con el estómago vacío.
  • Camina, corre, ¡muévete!Sí, lo sabemos. Es casi invierno y hace frío ahí fuera. Incluso es posible que llueva o nieve. Pero da igual, quedarse en casa y dejarse atrapar por el sofá sólo hará que tu índice glucémico suba poco a poco, ya que la falta de actividad física puede generar hiperglucemia.

Ante todo, es una época para disfrutar de la buena compañía, tener más cerca a las personas que te hacen sonreír, y recibir con renovada ilusión a esos amigos y familiares que viven fuera y vuelven a casa por Navidad. Con la autogestión adecuada y el bienestar interno que te proporcionará la buena compañía, no deberías tener grandes problemas para combatir las pequeñas tentaciones y que tu glucemia apruebe con nota uno de los mayores exámenes del curso.

Leave a Reply